Este blog no pretende ser una recopilación de páginas relativas al mundo de la educación, para eso ya existen muchas webs que cumplen de sobra con esta función. Mi única pretensión es compartir mis experiencias y aprendizaje en este campo tan fascisnante de la psicopedagogia

Seguidores

ENTRA EN LA NUEVA PAGINA DE GUIAS PRACTICAS

31 de julio de 2012

Vacaciones !!!

Hola a tod@s realmente este año me he propuesto disfrutar de un periodo de descanso despues de un largo curso,  queda todavia un mesecito de agosto para disfrutar de mis pequeñas, de la lectura, cargar pilas para seguir aprendiendo y compartiendo tantas experiencias y aprendizajes con todos vosotros !

Nos vemos a la vuelta !!!!!

2 de julio de 2012

Los deberes de verano !


Hola, después de unos días de desconexión necesaria para el descanso,  hemos llegado una vez mas al final del curso!! todos sentimos un gran alivio, es necesario unos días de reconexión absoluta, por unos días aparcaremos los deberes, si las notas acompañan y si no también, todos necesitan recuperar energía,  las vacaciones son muy largas así que habrá tiempo para todo.
 

En muchas escuelas en función del progreso del niño recomiendan trabajar algún área de cara al curso próximo, o los típicos cuadernos de verano en el que trabajan un poco de todo en función de la edad del niño.
 

Los cuadernos de vacaciones pueden ser un instrumento para mantener despierta la mente y realizar actividades entretenidas, aunque si no establecemos un calendario de trabajo realista  y lo dejamos para el final pueden convertirse en un motivo para el conflicto y  estrés  al final de las vacaciones.
 

Alternativas a los cuadernos de verano hay muchas y muy efectivas  relacionadas con experiencias reales y diarias,  es decir un aprendizaje sea significativo, para que aprendan -realmente es su estado natural- y para hacer actividades muy interesantes como diarios de verano, cuadernos de viaje, felicitaciones,  propuestas de menús, recetas, visitas a museos, experimentos y observación de la naturaleza, juegos de arena, agua, piedras, flores... la lista es larguisima ¡!!
 

Cuando la edad lo permite es importante  planificar al comienzo de las vacaciones el tiempo que se va a dedicar a las tareas de estudio y pactar con el niño, los horarios para que ellos puedan organizarse y optimizar su tiempo.

 

 “Debemos también intentar que este calendario se cumpla pero sin llegar a ser excesivamente estrictos y dejar un margen de actuación para los imprevistos”

  
- Aparcar completamente al menos durante quince días todo lo relacionado con lo escolar y dedicarse al juego, el descanso, hacer deporte (correr, nadar en la piscina..) y estar con los amigos y disfrutar de los padres. 

- El mejor momento para hacer deberes es después del desayuno y de vestirse porque están más descansados y disponen de todo el resto del día libre. Pero se flexible si un día hay un imprevisto o se introduce una nueva actividad.


- Planifica el método de trabajo y el tiempo. Organiza por partes antes de empezar qué es lo que van a hacer. Marca un tiempo determinado para cada tarea en función de la edad y el ritmo de cada niño. No hay un tiempo ideal pero no puede ser excesivo. 


- Estar atentos para ayudar, sobre todo si el niño se atasca con la tarea.

 - Más que enseñar, dar instrumentos para pensar.
 
- Revisar los deberes hechos.

- Refuerza positivamente cada tarea para dar paso a la siguiente.