Este blog no pretende ser una recopilación de páginas relativas al mundo de la educación, para eso ya existen muchas webs que cumplen de sobra con esta función. Mi única pretensión es compartir mis experiencias y aprendizaje en este campo tan fascisnante de la psicopedagogia

Seguidores

ENTRA EN LA NUEVA PAGINA DE GUIAS PRACTICAS

15 de diciembre de 2013

Final del trimestre !

Llegan las notas del primer trimestre y se disparan todas las alarmas! Que no cunda el pánico, tranquilidad!
El sistema educativo establece la evaluación continua. Esto es muy importante y es lo que debemos tener en cuenta al final de éste primer trimestre en las notas.
 No es el primer trimestre el indicador de como va a terminar el curso, es el punto de partida para rectificar y tomar las medidas  necesarias que ayuden, motiven al niño a lograr el objetivo marcado en función de la evolución de cada niño concreto.
El primero en detectar  problemas de aprendizaje es el profesor y una de sus  tareas más importantes.  Si el niño que no aprende al ritmo de los demás hay que  buscar el motivo, la causa por la cual esto ocurre.
Un buen diagnostico es clave. Conocer, detectar  y entender los trastornos del aprendizaje, si  los hay, es el  primer paso para evitar parte del fracaso escolar.

El diálogo de padres y profesores y  psicólogo es fundamental y conservar la motivación por aprender en el niño debe ser un objetivo prioritario.
Los padres deben conocer los objetivos que puede asumir el niño al final del ciclo, esto ayuda a  relativizar  la trascendencia del curso.
Si queremos motivarle adecuadamente deberemos pedirle que consiga aquello para lo que realmente está capacitado si le dedica tiempo y está suficientemente motivado. No debemos nunca exigirle por encima de sus posibilidades ni descalificarle.
El exigirle por encima de sus posibilidades tiene efecto directo en la autoestima del niño y el “yo no puedo”“Yo no soy capaz”“siempre fracaso”….   Destruye  por completo la motivación para el trabajo.
De la misma manera una fiscalización excesiva de su trabajo, el  resolver todas las situaciones por ellos tiene el mismo efecto anterior “no confían en mi”…  “no puedo hacer nada  por mi mismo”

El niño interioriza  “la etiqueta" además de  la “rabia” asociada con no ser “visto” tal como es en realidad y asumirá su papel .


Hay que establecer rutinas, trabajo, esfuerzo, etc pero sobre todos ser coherentes y ser un buen modelo para ellos


Los niños siempre aprenden más por lo que ven en sus modelos de referencia (normalmente padres) que por las instrucciones verbales que reciben de los mismos.